Friday, September 02, 2005

UNA DE LAS AUSENTES.

Hoy escuché en Radio BUAP un programa especial acerca de Alejandro Meneses, de sus textos, en el que se conjuntaron comentarios de varias personas que lo conocieron, de sus amigos, sus alumnos.
Desde aquí, quiero decir que haber sido alumna de Alejandro fue de lo mejor que me ha pasado. Sabía ser amigo, escuchaba nuestros problemas y nos daba consejos. Muy pronto se ganó el cariño de todos, incluso de los que llevaban poco tiempo de conocerlo, de ir a los talleres.
Él me enseñó todo lo que sé -lo poco que sé-, y siempre le estaré agradecida por haberme tenido paciencia, por ser mi amigo, lo reitero, y por estar allí, inspirando siempre a la escritura, a pensar, a buscar alternativas para una historia mal escrita en un principio.
Podría decir que él era -es- escritor de atmósferas, de sensaciones más que de anécdotas; pero eso ya se ha dicho, todos lo sabemos y por eso lo admiramos. Mejor digamos ¡salud! por Meneses, y que siga vivo siempre en las lecturas, en nuestras historias.
Te extraño, profe, Maestro, y siempre lo haré. No sabes cuánta falta me haces, cuánto extraño tus comentarios acerca de mis cuentos. Bueno, creo que sí lo sabes, pero no quieres decírmelo.

3 comments:

Rizzetta said...

No importa el tiempo que hallas compartido con tu profesor. No importa si fue mucho o si fue poco. Lo importante es que haya valido la pena.

El Caballero inexistente said...

Salud por el chamán del Oso Negro. Checa el poema que subí a www.bukowskianos.blogspot.com. Bar oficial de los hijos de bukowski www.clubsoho.com.mx
Arriba el América.
Salve...

Judith Castañeda said...

Pues, amiga, sí compartí bastante tiempo con él, pero como buena fan, y eso bien que lo sabes (ji, ji) una siempre quiere más.
Saludos, caballero, estaré visitando el rincon bukowskiano...